España ya gasta más que nunca en sueldos públicos: 127.000 millones al año

Eurostat publicó el pasado miércoles un extenso documento en el que compila las cifras más relevantes de las finanzas públicas de lo países que forman la Unión Europea, y en el apartado referente a España la oficina europea de estadística ofrece dos datos muy relevantes por su magnitud y trascendencia: uno, que el país gasta ya más que nunca en sueldos públicos; y dos, que el déficit que la economía española acumula desde 2008 asciende a 787.000 millonesde euros. Ambas cifras tienen una estrecha relación con la crisis ya que, en el el caso de los sueldos públicos el gasto se redujo de manera notable durante la recesión. De hecho, el máximo hasta ahora eran los 125.564 millones de 2009, momento en el que la cifra comenzó a reducirse hasta que tocó suelo en 2012. A partir de ese ejercicio, la tendencia se invirtió hasta marcar en 2018 un nuevo máximo de algo más de 127.000 millones de euros. Este récord, sin embargo, solo permanecerá hasta que se cierre el actual 2019 ya que, dada la nueva oferta de empleo público y el incremento salarial de los funcionarios comprometido por el Gobierno de Pedro Sánchez, el dato subirá con toda seguridad. Y esto seguirá ocurriendo también en los años subsiguientes ya que el Ejecutivo socialista ya ha mostrado su compromiso por seguir mejorando la situación de los trabajadores públicos, algo que inevitablemente supondrá un incremento del desembolso En cuanto a la evolución del déficit, los señalados 787.000 millones es el desfase que España ha acumulado desde que comenzó la crisis. De hecho, hasta que se desató la recesión, la economía española tenía una posición privilegiada ya que fue capaz de encadenar tres años de superávit y la deuda se movía en niveles muy saludables. Pero a partir de 2008, los números rojos se fueron sucediendo con tal intensidad que durantecuatro ejercicios el desfase superó los 100.000 millones de euros en cada uno de ellos, cifras que hicieron parecer ciencia ficción los superávits arrojados apenas unos años antes. Desde entonces, los Ejecutivos de Rajoy y Sánchez han tratado de contener la evolución de este importante aspecto presupuestario, en buena parte por las reiteradas llamadas de atención por parte de Bruselas. Pero la realidad es que, 11 ejercicios después del inicio de la gran recesión, España sigue acumulando desfases y, según la previsión del Gobierno, no conseguirá equilibrar sus cuentas hasta 2022. Por lo tanto, también en este aspecto, la ingente cifra seguirá aumentando en los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
INSTAGRAM