«Para Sánchez e Iglesias no existen las familias rotas»

Cristina Llorente es una joven española que ha perdido a su padre por el coronavirus. Ahora, su madre padece de neumonía y está siendo tratada en casa. Entre tanto dolor ha escrito una carta en la que pide que los fallecidos no sean tratados como números y denuncia que tanto para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como para el vicepresidente, Pablo Iglesias, «no existen las familias rotas ni los duelos afrontados».

«Hace 3 días falleció mi padre. No soy nadie importante para nuestro Galán Presidencial, de modo que ni mi padre, ni mi familia saldremos en ningún telediario», comienza.

Durante su misiva se refiere a Sánchez e Iglesias como ‘Ken’. Y a sus parejas, Begoña Gómez y la ministra de Igualdad, Irene Montero, como ‘Barbies’.

La crítica de Cristina va dirigida principalmente a ellos y a «los medios televisivos» que se «dedican a narrar las bienaventuranzas» del Gobierno. En sus párrafos hace alusión, además, a la diferencia de trato de la que se están beneficiando los miembros del Gobierno, «los de los 14 médicos en casa, con camas medicalizadas y respiradores particulares, los de casa de invitados, servicio de niñera 24 horas y seguridad pública de postín».

En su texto, la joven hace mención a la falta de material que los sanitarios, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y demás personal están sufriendo: «Están jugándose su salud por los demás, las empresas donan su dinero para mascarillas y material sanitario de protección para todos ellos, las personas que saben coser en sus casas. Sin embargo, el material no es necesario y por eso lo frenan para que no puedan ponérselo quien lo necesita, no sea que deje en evidencia la incapacidad manifiesta de los Ken y las Barbies». «Es que estamos en crisis y hace falta mucho dinerito así que vamos a tener que desangrar a los autónomos, supuestamente para sobrevivir, ¡pero eso sí! A mis chiquitinas de las teles que no me las falte de ‘ná’! ¿15 millones son suficientes? ¿Seguro que no necesitáis más?», se queja en alusión a las informaciones acerca de las subvenciones que el Gobierno ha realizado a varios medios.

Cristina ironiza con la falta de empatía del Ejecutivo: «Todos los duelos no afrontados, todas las familias rotas, no pasa nada porque eso no existe».

Además, incluye una petición: «Por favor, no permitas que se olviden, son personas y no números». «Al margen de diferencias sociales, razas, religiones, profesiones o edades, todos hacemos España», añade.

«Vamos a salir de esto. Pero una vez que esto pase, vamos a tomar las riendas de nuestro país de una buena vez. Ya está bien de conformismo, de borreguismo, vamos a exigir que la vida de los que se han ido no haya sido en balde. ¡España, despierta!», ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
YouTube
INSTAGRAM