Los músicos critican que la actual gestión hipoteca el futuro de la Orquesta de Valencia.

Un polvorín en el Palau de la Música.

‘Un Palau obert’ fue el lema del proyecto con el que Vicent Ros accedió a la dirección del Palau de la Música. Desde el pasado julio el auditorio municipal es ‘Un Palau tancat’: sin actividad en las salas Iturbi y Rodrigo (con graves desperfectos) y con el informe de los bomberos decretando su «inhabitabilidad». La gestión del cierre indefinido, que ha obligado a cancelar conciertos de abono, trasladar los conciertos de la Orquesta de Valencia (OV) a Les Arts y al Principal, y encajar el resto de programación en otros espacios (la Mutant, la Rambleta, el Musical, Palacio de Congresos, etcétera), ha convertido el auditorio en un polvorín.

El conflicto entre la cúpula directiva y trabajadores se ha agudizado con el cierre indefinido del edificio.

El daño colateral del cierre indefinido del edificio recae en la Orquesta de Valencia, que ve como se alteran los espacios de ensayo y actuación. 

El convenio de colaboración entre el Palau de la Música y Les Arts, que avanzó LAS PROVINCIAS el pasado martes, es una medida que el comité de empresa del auditorio municipal dijo desconocer. El documento, que aún no está firmado, regula las condiciones y el coste de los conciertos de la Orquesta de Valencia en el coliseo diseñado por Santiago Calatrava.

FUENTE: LAS PROVINCIAS. Leer la noticia completa PINCHANDO AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
INSTAGRAM