La Casta Política Valenciana de Les Corts despilfarran 14 millons sense control.

Ni una sola factura sustenta la subvenció de casi 14 millons d’euros de diners públics que s’han repartit en esta llegislatura que terminarà l’últim dumenge del pròxim més de maig. Uns diners que es gasta sense el mínim control per a acreditar que l’inversió té el fi desijat.

En la llegislatura de la transparència, els grups dels Corts van a tancar el cicle com el paradigma de l’opacitat. L’únic justificant que consta en la pàgina @web del Parlament valencià és un inconsistente balanç de situació, en térmens molt generals i sense els comprovants necessaris per a certificar que lo que allí es pot llegir es correspon en la realitat.

Actualment, no existix una regulació sobre a qué es deu destinar la subvenció parlamentària i millonària. Cada grup fa dels seus diners un secret i ningú veu les factures de la despesa.

L’opacitat de les ajudes parlamentàries està fins i tot protegida per una normativa que preval en el Parlament valencià des de 2014 i ningú ha propost modificar.

Vore la notícia en Las Provincias, VORE AÇÍ.
La Casta Política Valenciana de Les Corts despilfarran 14 millones sin control.

Ni una sola factura sustenta la subvención de casi 14 millones de euros de dinero público que se han repartido en esta legislatura que terminará el último domingo del próximo mes de mayo. Un dinero que se gasta sin el mínimo control para acreditar que la inversión tiene el fin deseado.

En la legislatura de la transparencia, los grupos de Les Corts van a cerrar el ciclo como el paradigma de la opacidad. El único justificante que consta en la página web del Parlamento valenciano es un inconsistente balance de situación, con términos muy generales y sin los comprobantes necesarios para certificar que lo que allí se puede leer se corresponde con la realidad.

Actualmente, no existe una regulación sobre a qué se debe destinar la subvención parlamentaria y millonaria. Cada grupo hace de su dinero un secreto y nadie ve las facturas del gasto.

La opacidad de las ayudas parlamentarias está incluso protegida por una normativa que prevalece en el Parlamento valenciano desde 2014 y nadie ha propuesto modificar.

Ver la noticia en Las Provincias, VER AQUÍ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
INSTAGRAM