La asociación del centro histórico exige una normativa como la de Mallorca, que multa a los vendedores ilegales y a los consumidores.

Los comerciantes arremeten contra cuatro años de pasividad municipal con los manteros en Valencia.

Poner freno a la expansión sin control de los manteros. Esa es la exigencia que lanza la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico y a la que se suman colectivos como Plataforma Mercado Digno, representada por vendedores de los mercadillos. Aseguran que durante estos cuatro años el gobierno municipal ha mirado hacia otro lado y, por eso, exigen que se actúe de forma activa.

A partir de mayo el Consistorio balear podrá aplicar sanciones de hasta 150 euros, por una falta leve, a todas aquellas personas que adquieran productos procedentes de venta ambulante ilegal. Por eso sugieren al Ayuntamiento de Valencia que se haga eco de una modificación de ordenanzas que se ha llevado a cabo en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca en la que se incluye la novedad de no sólo multar a los vendedores ilegales, sino que también se contempla la posibilidad de sancionar a los consumidores que compren estos productos ilegales o falsificados.

FUENTE; LAS PROVINCIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
INSTAGRAM