España tiene un problema de credibilidad que aumenta a diario de la mano de un Gobierno.

ANA BELTRÁN (Resumen de su articulo en el Mundo) La autora señala la pérdida de credibilidad de España por la gestión de la crisis sanitaria por parte del Gobierno de Pedro Sánchez

El periodista Guillermo Cano, director de El Espectador, fue asesinado por sicarios del narcotráfico tras su firme denuncia contra los crímenes del cartel de Medellín y de su líder, Pablo Escobar. Antes de morir, dejó escrito que cuando se pierde la credibilidad, desaparece el prestigio y el respeto de la opinión pública.

España tiene un problema de credibilidad que aumenta a diario de la mano de un Gobierno que ha dañado la reputación de un país y que ha perdido el respeto de la ciudadanía.

Pedro Sánchez comenzó su discurso de investidura el pasado enero apelando a la Constitución y prometió que no la rompería.  Pero tras su gestión vemos que España en un país con Constitución, pero con un presidente que desprecia el espíritu constitucional

Nuestra Constitución señala que es misión de los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad sean reales y efectivas, así como eliminar obstáculos que dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política. Pero el Gobierno de España ha entrado en una dinámica peligrosa en la que su deriva autoritaria, incompatible con la defensa de una democracia plena, es ya una realidad.

Que se oculte información de interés público y sanitario a la ciudadanía y se obstaculice el trabajo de los periodistas no es sólo un ataque puntual a nuestra democracia y a nuestro modelo constitucional que nos acerca a modos de actuación propios de regímenes dictatoriales; es un paso más de los que el PSOE ha dado en un camino que lleva meses recorriendo.

Es insólito que el presidente del Gobierno acaricie el lomo de formaciones independentistas al tiempo que guarda un silencio tibio cuando estas vetan ayuda y denigran a instituciones del Estado por la bandera que llevan sus miembros en el hombro a pesar de que la ciudadanía reclamaba y aún reclama toda la ayuda posible. 

En estos días clave para los españoles, no es de recibo que el presidente del Gobierno de España se comporte como el líder de la oposición al Partido Popular. Y, del mismo modo, es preocupante que el Ejecutivo demande unidad, moderación y prudencia al tiempo que su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, acusa a la Comunidad de Madrid, ejemplo y símbolo nacional e internacional de concordia y buena gestión, de “jugar” con la vida de las personas para “ganar posiciones políticas”. Al mismo tiempo, el PSOE despliega una campaña de desprestigio contra la Comunidad de Madrid en la que acusa a su Gobierno de no proteger a los ciudadanos.

La actual crisis sanitaria ha dejado al descubierto las vergüenzas de un Ejecutivo que se ha extralimitado en sus funciones y que ha aprovechado la situación para minar las libertades públicas y nuestro sistema democrático

¿En qué ha beneficiadoa la lucha contra el coronavirus la limitación del control parlamentario y de la prensa? ¿Qué tiene que ver la lucha contra el virus con la orden dada por el Ejecutivo de Sánchez e Iglesias a la Guardia Civil para “minimizar el clima contrario al Gobierno” en redes sociales? ¿Por qué el Estado de alarma se ha utilizado para impulsar una contrarreforma de la Educación, para impulsar la Ley de la eutanasia o para modificar los plazos de instrucción judicial? ¿Cómo es posible que el Ejecutivo de España haya asumido con normalidad la modificación de leyes orgánicas a través de órdenes ministeriales?

El Gobierno tendrá que responder a todas y cada una de estas cuestiones y deberá explicar por qué ha aprovechado el Estado de alarma para promover, por la puerta de atrás, acciones sectarias y con claro sesgo ideológico, en lugar de limitarse a la consecución del único fin legítimo de la excepcionalidad: salvar vidas.

Ana Beltrán es vicepresidenta de la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados y vicesecretaria de Organización del Partido Popular. FUENTE: EL MUNDO  Leer la noticia completa PINCHANDO AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
INSTAGRAM