“VACUNA” “PODRÍA SER EL PRIÓN “EL TROYANO OCULTO”

¿Son los priones, arma biotecnológica, el componente genocida secreto de las vacunas Covid-19?
Casi todo el mundo mínimamente informado sospecha que para llevar a cabo el genocidio masivo que la élite ha planeado para cerca del 90% de la población mundial se está incorporando a las vacunas Covid-19 “algo” microscópico, tan pequeño que resultaría indetectable para alguien que no supiera qué buscar exactamente ¿Un dispositivo nanotecnológico o algo más? El artículo que sigue plantea una posible respuesta …

Ahora estoy 100% seguro de que las vacunas covid-19 contienen PRIONES genéticamente modificados con largos períodos de incubación diseñados para causar encefalopatía espongiforme transmisible (EET), causando así daños cerebrales que conducen a la muerte. Una muerte lenta, una muerte miserable … una muerte genocida masiva que no requiere una guerra termonuclear que destruya el patrimonio.

Los priones son patógenos infecciosos sin precedentes que causan un grupo de enfermedades neurodegenerativas mortales mediante un mecanismo novedoso. Son partículas transmisibles que carecen de ácido nucleico. Debido a sus singulares características, los priones surgen como un peligro potencial ya que pueden ser utilizados en el desarrollo de este tipo de armas. Causan enfermedades infecciosas mortales, y hasta la fecha no existe ningún enfoque terapéutico o profiláctico contra estas enfermedades. Además, son resistentes a los tratamientos de preparación de alimentos, como el calor intenso, y pueden pasar del sistema digestivo al sistema nervioso; los priones recombinantes son infecciosos, ya sea unidos a partículas del suelo o en aerosoles. Por lo tanto, los Priones letales pueden ser desarrollados por investigadores malintencionados que podrían utilizarlos para atacar a enemigos políticos ya que tales armas causan enfermedades por encima de toda sospecha.

El complejo militar-industrial lleva décadas estudiando los priones y no sólo ha sido capaz de fabricarlos en el laboratorio desde 2016, sino también de tener un control preciso sobre su comportamiento patógeno.

Los priones elegidos para este método de despoblación fueron probablemente tomados de visones, que son sus huéspedes naturales, por lo que la pandemia de encefalopatía causada por las vacunas contra el covid-19 se achacará a ellos. Para preparar este engaño, el sistema ha fabricado una epidemia no especificada de un supuesto “virus similar al covid-19” entre la población de visones de Dinamarca y ha aplicado la eutanasia -con gran fanfarria- a millones de estos animales.

El daño fatal que el prión causa al cerebro es transmisible de una persona infectada y vacunada a una persona sana no vacunada. Por lo tanto, no es necesario vacunar a toda la población para desencadenar un genocidio. Las personas vacunadas transmitirán rápidamente los priones armados a los no vacunados a través de los fluidos corporales, desde la saliva hasta las relaciones sexuales.

Es posible que el sistema haya optado por deshacerse primero de los ancianos poniendo priones en las vacunas específicamente destinadas a ser administradas a la parte “más vulnerable” de la población. Por eso, los ancianos han sido vacunados primero y por separado del resto. Recordad siempre que los criminales que nos gobiernan son capaces de todo. Los daños cerebrales causados a los ancianos y sus muertes serán reportados como resultado de ‘Demencia’ o ‘Enfermedad de Alzheimer’ para evitar que los científicos honestos descubran la verdadera causa el tiempo suficiente para inyectar a tanta gente como el sistema considere necesario con priones mortales escondidos en las vacunas Covid-19.

La razón por la que las vacunas Covid-19 como la de Pfizer deben mantenerse tan frías (por debajo de los 70º Celsius) sería entonces la de evitar que los científicos honestos e independientes descubrieran que las vacunas contienen priones. Las temperaturas que requieren estos congeladores especiales permitirán a los gobiernos controlar el acceso a estas vacunas y, por tanto, impedir que nadie estudie sus ingredientes.

En algunos países, los militares han asumido el control del transporte, el almacenamiento y la distribución de estas vacunas para asegurarse de que nadie pueda hacer un análisis científico para averiguar su verdadero contenido.

Para lograr el máximo control, algunos países también han puesto los hospitales bajo control militar.

Los bastoncillos de los hisopos de la prueba PCR para Covid podrían también ser utilizados para introducir priones cerca del cerebro, lo que explicaría el uso de bastoncillos tan largos y el que los introduzcan hasta la base del cerebro; siendo el cerebro el órgano más vulnerable a las infecciones y daños por priones.

Nuestros gobiernos son genocidas porque están desesperados y no saben de qué otra manera resolver los problemas de sostenibilidad que se nos plantean (sobre todo, de sostenibilidad de los privilegios de la élite, nota del “blogger”).

Jeff Rense

(Fuente protegida)

Source astillasderealidad.blogspot.com

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Facebook
Twitter
YouTube
INSTAGRAM