Sandra Gómez no acudirá a la reunión con Ribó por su «falta de respeto»

Setenta y dos horas después de las elecciones municipales y cuando ni tan siquiera se han sentado Compromís y el PSPV a negociar el gobierno del Ayuntamiento de Valencia, ayer llegó el primer encontronazo entre el alcalde Joan Ribó y la portavoz del grupo socialista, Sandra Gómez, quien hoy no acudirá a la cita que tenían ambos. La segunda consideró una «falta de respeto» que este encuentro se equipare al que incluyó ayer en su agenda el primer edil con la candidata del Partido Popular, María José Catalá, quien por cierto se entrevistará primero al seguirse un orden de número de votos en los comicios. Mañana se ha previsto concluir las ronda con Ciudadanos y Vox. Desde el lunes, cuando Ribó habló por primera vez de las reuniones para consensuar un programa de gobierno con el PSPV, no se había incluido en ninguno de los argumentarios las reuniones con los grupos de la oposición, que fuentes cercanas a la alcaldía calificaron ayer de «rondas institucionales». Gómez, por cierto, dejó claro que habrá un gobierno progresista. Una hora antes de que se hicieran públicos estos encuentros, Gómez había anunciado para hoy el primero con Ribó, aunque sin carácter institucional y encardinado a sentar bases de la negociación política. Fuentes cercanas a la candidata indicaron que la voluntad de Ribó es «tapar la imagen de Sandra Gómez y no darle el trato que debe tener un socio de igual a igual en el gobierno del Ayuntamiento». Desde la alcaldía comentaron que el martes se contactó con el grupo socialista, «para citar a su candidata este mismo miércoles. El entorno de la candidata prefirió el jueves. Se la citó en una dependencia municipal como parte del cometido institucional del alcalde, que explicará a los candidatos cómo se llevará a cabo el pleno de toma de posesión de las actas de concejal, los espacios municipales para los grupos, y les formulará algunas cuestiones básicas de funcionamiento. Dijeron que sí a esta reunión en el despacho de la chimenea de la Alcaldía, y hoy, según informan algunos medios, parece que se desdice de su decisión. Hay que saber distinguir los tiempos y los espacios institucionales de los partidistas», finalizaron. «No vamos a ir», replicaron fuentes socialistas, quienes señalaron que la propuesta del encuentro fue conjunta y se retrasó debidó a la Ejecutiva local del PSPV. Al ser conocedores de que también estaba citada María José Catalá, antes incluso, consideraron que «este no es el marco en el que debería celebrarse una reunión para formar gobierno». Este argumento es el que ha servido para darle plantón al alcalde, al señalar que «prefiere que su primera foto sea con el PP», para matizar que las reuniones que definirán el programa de gestión y reparto de las concejalías deberían celebrarse incluso fuera del Consistorio. Desde Compromís indicaron que en el momento actual «los personalismos deben quedar en un segundo plano. No es el momento de hablar de quién llevará qué concejalía, o si habrá o no vicealcaldía. Lo más importante esformar un programa de gobierno sólido y de progreso para la ciudad. La ciudadanía espera mucho y no podemos entretenernos en este momento en los intereses personales o de partido», en un ataque sutil al plantón de Gómez. La candidata socialista había dicho por la mañana algo muy parecido, al señalar que «quiero decir que no compartimos que se hable del cómo y el quién antes de hablar del qué. Es importante, y para eso nos han votado, que hablemos de qué queremos hacer los próximos cuatro años dentro del Ayuntamiento». Reiteró el mensaje lanzado el día anterior de que el liderazgo «debe ser compartido. Apostamos por eso porque las dos patas son iguales para mantener el liderazgo. Eso será uno de los marcos innegociables este mandato», señaló. Compromís aporta diez concejales y el PSPV siete, aunque Gómez respondió a la pregunta de una posible vicealcaldía que «vamos a un modelo compartido, obviamente hay cuestiones que en este punto están fuera de toda negociación», dando por sentado que será así. Sobre los contactos previos para formar gobierno, desde su formación se indicó que no «se habló de una ronda de contactos institucionales de alguien que ahora mismo está en funciones», en referencia a Ribó. «Entendemos que somos el partido con el que tiene que formar gobierno y es con el que debe tener reuniones para acordar las bases del futuro gobierno», señalaron. La comisión ejecutiva del PSPV en Valencia aprobó ayer los argumentos de Gómez, no el plantón a Ribó sino el mensaje de la mañana. «Ante los resultados obtenidos por el Partido Socialista, se acuerda por unanimidad el apoyo a la secretaría general para negociar un futuro gobierno progresista basado en un programa, bajo los parámetros de un liderazgo compartido».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
INSTAGRAM