PODEMOS CASTA POPULISTA: Se desinfla victima de sus contradicciones, peleas y chanchullos

Con su concepción soviética del liderazgo, Iglesias ha forzado a Podemos a endurecer los requisitos para los candidatos que aspirasen a disputarle la secretaría general, de modo que de ochenta militantes que lo intentaron, solo Iglesias cumplía con las exigencias orgánicas para ello (La confesión del asesino de Laura Luelmo hunde a Podemos y ‘condena’ a Pablo Iglesias).

¿Casualidad? Imposible. Podemos ya no es un movimiento social de repulsa a los abusos corruptos de las instituciones. Podemos es solo Pablo Iglesias y los datos así lo acreditan (El miserable 0,5 de plus que cobran los guardias civiles que vigilan el casoplón de Pablo Iglesias e Irene Montero).

Menos de un tercio de los 187.524 militantes que hace unos meses votaron para respaldar a Iglesias e Irene Montero, cuando sometieron su liderazgo a referéndum tras la compra de un chalé en Madrid (laSexta adoctrina alabando a PSOE y Podemos y Twitter le da un palo millonario).

En estas primarias artificiales y con truco, apenas ha votado el 12 por ciento de la militancia podemita, un dato irrisorio. 

Han dejado de creer en Iglesias tras dos años de purgas internas, imposición de liderazgos regionales, desafección y pugna de egos, codazos por un hueco en las listas electorales, nepotismo y nulo respeto por las decisiones asamblearias de los llamados «círculos», hoy habitualmente vacíos.

Iglesias ha convertido a Podemos en un partido más con los vicios de la política tradicional, y con un discurso tan falaz y repleto de mentiras.

FUENTE PERIODISTA DIGITAL : VER LA NOTICIA AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
YouTube