LOS CLÁSICOS ESCRIBÍAN EN LENGUA VALENCIANA.

“La tensa polémica sobre si lengua valenciana “sí”; lengua valenciana “no”, se circunscribe a los tiempos actuales, ya que jamás desde el siglo XIII nadie puso en duda la existencia -en su estructura, evolución y forma- de nuestra lengua valenciana. En el texto latino de los Fueros (Fori Antiqui Valentiae) se encuentran voces del romance valenciano, y el doctor Antonio Ubieto Arteta, aragonés, ha probado documentalmente que dicho romance es “muy anterior a la conquista de Jaime I”. “He encontrado -escribe- una serie de textos sobre como se habla valenciano en la Valencia del siglo XI”. Tales investigaciones fueron confirmadas por otros descubrimientos del doctor Díaz y Díaz, ilustre latinista y catedrático de la Universidad de Santiago de Compostela. En cuanto a autores, es sabido que San Pedro Pascual, nacido en 1227, usa en sus escritos típico vocabulario valenciano. En orden a los orígenes de la lengua, los más recientes estudios de los romanistas -como, verbigracia, los que está llevando a cabo el francés Pierre Bee- prueban que la lengua valenciana actuó a modo de idioma-puente entre la castellana y la catalana, “del mismo modo -afirma Mourelle- que es lengua-puente entre el galo-románico y el ibero-románico el catalán. El valenciano participaría en su origen del galo-románico meridional y del ibero-románico, teniendo no obstante, una evolución claramente diferenciada respecto del catalán, si bien con la existencia de influencias mutuas”. Así pues, la lengua valenciana, al igual que las otras románicas, ha seguido un curso normal y lo sigue teniendo, empero los ataque de quienes, en nuestros días, lo niegan por razones no lingüísticas, sino abusivamente políticas”.

Así opina don Vicente Ramos Pérez, doctor en Filosofía y Letras, miembro de la Academia de Cultura Valenciana y académico correspondiente de las RR. AA. Española y de la Historia, a quien pido su autorizada opinión.

LOS CLÁSICOS ESCRIBÍAN EN VALENCIANO

Ni uno solo de los clásicos valencianos dejó constancia nunca de que escribiera en catalán.

-Ciertamente, todos los escritores valencianos, y en valenciano, se han mostrado acordes, a través de los siglos, en la indiscutible realidad de la lengua valenciana. A los muchísimos testimonios conocidos traigo uno desconocido, de Fray Luis Galiana, quien, en carta de nueve de julio de mil setecientos sesenta y tres a Gregorio Mayáns, le dice que está leyendo una obra de San Pedro Pascual, y afirma que su lectura “es muy apreciable por la lengua valenciana antigua”. Recordamos también que, como demostró el académico don Torcuato Luca de Tena, el catalán mosén Juan Bonlabij, traductor de mil quinientos cincuenta y dos de la novela luliana “Blanquerna” a la lengua valenciana, confiesa que esta lengua es para él idioma “peregrino y extranjero”. Luego tenía plena conciencia de que el catalán y el valenciano era lenguas diferentes. El actual movimiento antilengua valenciana se explica muy fácilmente acudiendo a las fuentes del pancatalanismo político, es decir, a los libros de Enrique Prat de la Riba y Antonio Rovira Virgili. Este sostuvo que “la raíz más profunda del pancatalanismo es, indiscutiblemente, la comunidad del idioma”, de donde “los catalanes, los valencianos, los mallorquines, los rosellonenses son un mismo pueblo, una nación única”, por lo que “llamarnos valencianos, en definitiva, es nuestra manera de llamarnos catalanes”. El fin último de este movimiento es la creación territorial y política de los “países catalanes”, “en tanto que comunidad suprarregional”. No es, pues, una científica, sino nítida, escandalosamente política.

-¿Cuál es su personal parecer respecto al ahora polémico decreto del bilingüísmo para nuestra región?

Prescindiendo de la actual denominación (País Valenciano) que se le da al Reino de Valencia -denominación anticonstitucional-, estimo que establecer la “enseñanza de la lengua valenciana”, además de acomodarse en todo a las más recientes investigaciones lingüísticas, supone un acto de justísima y necesaria reivindicación de nuestra dignidad como pueblo en esta parcela del vivir, tan atacada -como, por otra parte, es lógico, según lo anteriormente expuesto- por el imperialismo pancatalanista. Todos los valencianos debemos apoyar el contenido científico y plan docente que se expresan en el real decreto dos mil tres/ mil novecientos setenta y nueve, de tres de agosto último.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
INSTAGRAM