LLUVIA DE MILLONES PARA SUBVENCIONAR EL CATALANISMO EN VALENCIA.

La Generalitat de Cataluña lleva décadas ayudando a entidades como Acció Cultural del Pais Valencià (ACPV) y otras instituciones afines, con el objetivo de fomentar el catalanismo en el viejo Reino de Valencia.

Desde mediados de los años 80, el conglomerado de Fundaciones, Institutos y entidades nacidas con el impulso del polémico editor Eliseu Climent han recibido más de 30,5 millones de euros de la Generalitat de Cataluña para implantar el catalanismo en lValencia. Basta ver la fastuosa sede del Centre Octubre, ubicada en el centro de Valencia, sede de la ACPV.

Sin la ayuda de la Generalitat catalana las entidades catalanistas ni hubieran sobrevivido. Paradójicamente cuando los socialistas han gobernado la Generalitat de Cataluña (Maragall y Montilla) las subvenciones han sido más altas.

 

Da igual el 155 o los juicios por el “prucés”, Con Quim Torra en la presidencia de la administración catalana, las subvenciones para estas entidades han seguido llegando. Y el plan de subvenciones figura en el ‘Pla Estratègic de Subvencions del Departament de la Presidència de la Generalitat de Catalunya per al període 2019 – 2021‘, un documento en el que el Ejecutivo del independentista Torra fija las líneas generales de su política de ayudas y subvenciones para el ejercicio en curso y los dos siguientes.

Entre las subvenciones la más destacada, como suele ser habitual, es la que permite a ACPV seguir pagando la hipoteca del Centro Octubre, que supone un total de 652.000 euros al año, que multiplicados por tres ejercicios arrojan una inyección de 1.956.000 euros.

ACPV recibe también fondos para la Institució Cívica i de Pensament Joan Fuster que recibirá cada año otros 265.000 euros de ayuda. Las ayudas  se completan con 100.000 euros al año para Escola Valenciana, destinados al ‘Programa general de promoció del valencià en l’ensenyament i ús social’, y otros 20.000 euros anuales para la Fundació Sambori, dirigido a financiar el ‘Concurs de literatura en valencià -Premi Sambori-‘.

Además la Generalitat de Cataluña ha realizado contratos o subvencionado a asociaciones como la Fundació Ausias March, la Ramon Muntaner, la Francesc Eiximenis, Acció Cultural del País Valencià, la Josep Renau, Edicions del País Valencià, la Ignasi Villalonga, la Institució Joan Fuster y Edicions del País Valencià.

Actualmente una parte de estas subvenciones empiezan a ser investigadas, por presunto desvío de caudal público para financiar el golpe de estado del 1-O.

Fuente: Somatemps

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
INSTAGRAM