La Universidad de Oxford, demuestra que la PCR da un número importante de falsos positivos.

OSCAR AGUILERA: Biología Molecular por la Universidad de Oviedo. Unidad de Oncología Traslacional de la Fundación Jiménez Díaz.

“Ha salido un estudio reciente de la Universidad de Oxford, donde demuestra que la PCR da un número importante de falsos positivos. ¿Por qué?
Una persona que haya sido contagiada, ya no solo con covid, con cualquier virus. Su sistema inmune lo ha combatido y ha destruido ese virus. Fragmentos de ADN sobreviven y conviven en ese organismo durante un tiempo, pero ya no hay virus viables capaces de producir infección.
Con lo cual sabemos que un PCR positivo no significa necesariamente que esa persona esté contagiada de un virus. Para eso se tenía que aislar el virus de esa persona y habría que introducir una célula y observarlo. Esto no se hace nunca.
Tenemos los tests de antígenos, pero estos tests que son más rápidos que la PCR, tienen gran inespecificidad. Tenemos los tests de inmunoglobulinas, pero no está midiendo una infección específica.
El tema de los asintomáticos es un tema muy abierto a DEBATE. Nunca he oído “tengo gripe, pero soy asintomático”. Tengo gripe porque tengo mocos, estoy afónico, no respiro bien, etc. Ahora escuchamos que hay infectados asintomáticos. En mi opinión, son personas sanas que tienen un sistema inmune potente, y que sus sistema inmune es capaz de controlar el virus.
Se sabe que la vitamina C es capaz de estimular la producción de unas moléculas que se llaman “Interferones”, que interfieren con la replicación del virus. ¿Por qué no decimos en los medios que es necesario más vitamina C? Está demostrado que muchos de los pacientes que han fallecido, los niveles de vitamina C en sangre son prácticamente indetectables. Una persona sana suele tener alrededor de 5 mg/litro de vitamina C. Estas personas que han fallecido, cuando se han estudiado los límites de vitamina C en su plasma, han sido prácticamente nulos. Esto quiere decir algo.
Hay una relación inversa entre la concentración de la vitamina C y la gravedad de la enfermedad. A más concentración de vitamina C en plasma, menos síntomas graves da la enfermedad.
La vitamina D3 que la obtenemos del sol, pero durante el confinamiento no teníamos sol. Se obtiene de la carne, de los lácteos… pero sobre todo del sol. Se sabe que la vitamina D3, reduce de un 50% a un 2% los ingresos en UCI. Y es más…. los ingresados en UCI, cuando son suplementados con vitamina C, experimentan mejorías más potentes que aquellos que no son suplementados con vitamina C. ¿Por qué no se está hablando de estas cosas cuando ESTÁN PUBLICADAS EN REVISTAS CIENTÍFICAS? ¿Por qué no se habla de ello? Son moléculas naturales que están ahí.
La vitamina B12. Conocemos que tiene propiedades para estimular la actividad anti-parasitaria de los macrófagos, los linfocitos, los monocitos, es decir, mejora nuestro sistema inmune. Es más… estimula la producción de glóbulos rojos. Es muy necesaria. ¿Por qué no estamos hablando de suplementarnos con todo esto, potenciar nuestro sistema inmune, en vez de tanto buscar otros remedios como pueden ser vacunas? La primera barrera contra una infección somos nosotros mismos, nuestro propio sistema inmune evolucionado durante millones de años.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
YouTube
INSTAGRAM