Sánchez no tiene derecho a vender España por un sillón.

Es inaceptable que Sánchez juegue con la propia idea de España para adaptarla al gusto del soberanismo con el único fin de quedarse en Moncloa. Mintió a los españoles antes de votar.

Que el mismo personaje  falconeti que posaba con una gran bandera de España, pedía el endurecimiento del delito de rebelión y advertía con el 155 antes del 10N acepte ahora la chusca idea de la “Nación de Naciones” es  un irresponsable capaz de decir una cosa y hacer la contraria

Es en esa clave en la que hay que leer el mensaje de Sánchez, traducido por un teledirigido Miquel Iceta, al respecto de la existencia de “ocho y hasta nueve” naciones en España. Una frivolidad histórica y un peligro político que se orean con infinita irresponsabilidad y sin calibrar las consecuencias de empeñar la propia existencia de la España constitucional a las necesidades de un gobernante sin principios.

España es una Nación, la primera de Europa, desde finales del siglo XV. Y la convivencia en ella de lenguas, tradiciones y culturas de gran acervo no son indicio de la existencia de otras naciones, sino prueba del abolengo de la única existente.

Ése al que Sánchez, mintiendo sin pudor a los españoles,

Disfrutar de lo votado a un personaje sin escrúpulos ni moral democratica.

EL PACTO DE LA MISERIA MORAL Y ETICA

FUENTE : ES DIARIO  leer la noticia completa PINCHANDO AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
INSTAGRAM