En 2100, parte de la ciudad de Valencia estará sumergida bajo las aguas del Mediterráneo.

El ritmo actual de la subida del nivel del mar inundará las zonas más bajas y costeras de la ciudad, pero también su gran parque natural, l’Albufera. Los cálculos de las organizaciones ecologistas no dan tregua: el paulatino crecimiento de las aguas arrasará las partes de la ciudad que ahora limitan con el mar. Según el informe ‘Así nos afecta el cambio climático’ publicado por Greenpeace en noviembre de 2018, el nivel del mar sufrirá una gran crecida en las próximas ocho décadas.

La situación geográfica convierte a València, situada a 16 metros sobre el mar, en uno de los puntos sensibles de la zona peninsular ante los efectos del calentamiento global. La poca altura de la urbe la convierte en una ciudad de fácil inundación, por lo que en un futuro deberían plantearse medidas de contención del mar.

València quedará ahogada por la subida del mar en 80 años.

El calentamiento del Mediterráneo y su consiguiente dilatación provocará un aumento del nivel que anegará la ciudad y su gran parque natural.

Fuente: Levante El Mercantil Valenciano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
INSTAGRAM