Policies sense armes supliran les baixes en les plantilles locals.

Policies locals d’urgència, pero sense armes de fòc és la solució in extremis que varen pactar el passat dimecres els grups parlamentaris de les Corts per a evitar que les plantilles queden diezmadas despuix del decret del Govern que obri la porta a que centenars d’agents es prejubilen a partir del 2 de giner de 2019.

La contractació té com a finalitat cobrir les baixes per jubilació i només estarà autorisada en els casos en els que l’ajuntament en qüestió haja posat en marcha els processos d’oferta d’ocupació pública. Els sindicats parlen de més dos mil places que podrien quedar vacants.

En tot, resulta paradòxica la moratòria introduïda en una llei que va nàixer envolta en la polèmica i l’objectiu principal de la qual era precisament acabar en la interinidad en el cos. La llei va ser aprovada fa just un any i expressament impedia la contractació de temporals.

El personal interí, no obstant, no podrà portar armes de fòc i eixercirà les seues funcions en matèria de policia administrativa, custòdia d’edificis, mig ambient, tràfic i seguritat viària. Aixina que, encara que s’obri la porta a cobrir les baixes, no totes les tasques quedaran cobertes.

Font Las Provincias. Per a vore la notícia, punchar ací.
Policías sin armas suplirán las bajas en las plantillas locales.

Policías locales de urgencia, pero sin armas de fuego es la solución in extremis que pactaron el pasado miércoles los grupos parlamentarios de las Corts para evitar que las plantillas queden diezmadas tras el decreto del Gobierno que abre la puerta a que cientos de agentes se prejubilen a partir del 2 de enero de 2019.

La contratación tiene como finalidad cubrir las bajas por jubilación y sólo estará autorizada en los casos en los que el ayuntamiento en cuestión haya puesto en marcha los procesos de oferta de empleo público. Los sindicatos hablan de más dos mil plazas que podrían quedar vacantes.

Con todo, resulta paradójica la moratoria introducida en una ley que nació envuelta en la polémica y cuyo objetivo principal era precisamente acabar con la interinidad en el cuerpo. La ley fue aprobada hace justo un año y expresamente impedía la contratación de temporales.

El personal interino, sin embargo, no podrá llevar armas de fuego y ejercerá sus funciones en materia de policía administrativa, custodia de edificios, medio ambiente, tráfico y seguridad viaria. Así pues, aunque se abre la puerta a cubrir las bajas, no todas las tareas quedarán cubiertas.

Fuente: Para ver la noticia, pinchar aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
INSTAGRAM