Las ocupaciones ilegales se adueñan del barrio de la Esperanza de Valencia

Las ocupaciones ilegales se adueñan del barrio de la Esperanza de Valencia

Los vecinos de las viviendas de la zona critican que no se ha acercado «nadie del Ayuntamiento» en los últimos tres años

La única inversión de Ribó ha sido cambiar las placas de la calle Ángel del Alcázar
Sólo hay que darse una vuelta por el barrio para constatar la denuncia. El entorno de los contenedores está delimitado por basura esparcida, los árboles tienen una necesidad acuciante de poda y los jardines brillan por su ausencia. Más bien se trata de pequeñas parcelas de tierra apelmazada con matorrales. «Es frecuente que vengan camiones cuba para desatascar el alcantarillado y viejas acequias», recuerda la dirigente vecinal, que junto con Pedro Antón, presidente de la asociación, ha intentado los últimos tres años que el alcalde Joan Ribó o algunos de sus concejales se den una vuelta por la Esperanza para conocer de primera mano los problemas del barrio. «No lo hemos conseguido y eso que hemos insistido», destaca. La lista de reivindicaciones es larga, aunque quizás la falta de limpieza es lo más visible. «Sabemos que no es culpa de la empresa porque no tienen más gente, pero el Ayuntamiento debe dar una solución a este problema», asegura.
No hay jardines: se trata de pequeñas parcelas de tierra apelmazada con matorrales
El barrio está delimitado por la avenida de Cid, la avenida Tres Cruces, la calle Músico Ayllón y el Parque Oeste. Montones de muebles se reparten junto a los contenedores, sin que esté muy claro que estén a la espera de la contrata municipal o que sus dueños los llevarán a una próxima vivienda ocupada ilegalmente. En los últimos años se han caído bastantes árboles. Algunos sobrepasan la tercera planta de los edificios próximos, por lo que los vecinos están acostumbrados a plagas de todo tipo. «Tenemos un serio problema de higiene y lo único que se le ocurre al Ayuntamiento es hacer un carril bici por la avenida del Cid, como si eso fuera a resolver lo que padecemos». Este itinerario está paralizado desde hace meses por el desacuerdo con los precios de la empresa adjudicataria. Bernal señala los montones de basura en estas zonas, atrapados entre los matorrales y donde hace tiempo que no se ha pasado una escoba. «Es obvio que este barrio está dejado de la mano de Dios, el gobierno tripartito no sabe ni dónde está», apunta mientras subraya el riesgo de la caída de árboles. Les ocupacions illegals s’apropien del barri de l’Esperança de Valéncia Els veïns de les vivendes de la zona critiquen que no s’ha acostat «ningú de l’Ajuntament» en els últims tres anys L’única inversió de Ribó ha segut canviar les plaques del carrer Ángel de l’Alcázar Només cal donar-se un regrés pel barri per a constatar la denúncia. L’entorn dels contenidors està delimitat per fem escampat, els arbres tenen una necessitat apressant de poda i els jardins lluïxen per la seua absència. Més be es tracta de menudes parceles de terra ensopida en xares. «És freqüent que vengen camions cuba per a desatascar l’aigüeral i velles séquies», recorda la dirigent veïnal, que junt en Pedro Antón, president de l’associació, ha intentat els últims tres anys que l’alcalde Joan Ribó o alguns dels seus regidors es donen un regrés per l’Esperança per a conéixer de primera mà els problemes del barri. «No ho hem conseguit i això que hem insistit», destaca. La llista de reivindicacions és llarga, encara que potser la falta de neteja és lo més visible. «Sabem que no és culpa de l’empresa perque no tenen més gent, pero l’Ajuntament deu donar una solució a este problema», assegura. No hi ha jardins: es tracta de menudes parceles de terra ensopida en xares El barri està delimitat per l’avinguda de Cid, l’avinguda Tres Creus, la calle Músic *Ayllón i el Parc Oest. Montons de mobles es repartixen junt als contenidors, sense que estiga molt clar que estiguen a l’espera de la contracta municipal o que els seus amos els portaran a una pròxima vivenda ocupada illegalment. En els últims anys han caigut prou arbres. Alguns sobrepassen la tercera planta dels edificis pròxims, per #lo que els veïns estan acostumats a plagues de tot tipo. «Tenim un sério problema d’higiene i lo únic que se li ocorre a l’Ajuntament és fer un carril bici per l’avinguda del Cid, com si això fòra a resoldre lo que patim». Este itinerari està paralisat des de fa mesos pel desacort en els preus de l’empresa adjudicatària. Bernal senyala els montons de fem en estes zones, atrapats entre les xares i on fa temps que no s’ha passat una granera. «És obvi que este barri està deixat de la mà de Deu, el govern tripartit no sap ni on està», apunta mentres subralla el risc de la caiguda d’arbres. LEER LA NOTICIA COMPLETA EN EL ENLACE LAS PROVINCIAS www.lasprovincias.es/valencia-ciudad/ocupaciones-ilegales-aduenan-20180820002739-ntvo.html  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
YouTube