L’Ajuntament de Xaló utilisa l’escola d’estiu per a ensenyar a les chiquetes a posar-se el mocador islamic

“EduXaló” disfrassa de “multiculturalidad” una activitat dirigida a menors en la que, a través d’una colaboradora musulmana, instruïa a les chiquetes en la correcta colocació d’esta peça de roba discriminatòria per a la dòna sense el coneiximent dels seus pares.

L’escola d’estiu “EduXaló”, està dirigida als menors de la localitat per a que, durant les vacacions escolars, els chiquets puguen practicar diverses activitats lúdiques i ocupar aixina el temps lliure despuix del fi del curs. No obstant, una polèmica i escandalosa actuació per part de l’Ajuntament de Xaló -en esta ocasió organisada per la regidora d’Igualtat- ha suscitat una gran controvèrsia entre els pares i veïns del poble.

*MÁSportal ha arreplegat el testimoni d’alguns dels enujats pares, que han mostrat el seu malestar per no tindre coneiximent de l’activitat en la que posteriorment varen ser involucrades les seues filles.

Aixina, el dia anterior a la “instrucció”, els alumnes d’esta escola estival varen informar als seus pares de que al sendemà tindrien que portar “un mocador gran” per a utilisar-ho com a part de l’eixercici de lo que supostament anava a ser una classe sobre “la dòna en el sigle XX”. Res més llunt de la realitat; les verdaderes intencions d’esta singular classe, dissenyada pels responsables d’este campament (en l’inestimable assessorament i organisació de la regidora d’igualtat Jana González), distaven molt de lo expost als pares de les menors.

I és que els monitors del centre, reforçats per una instructora musulmana i per la regidora d’Igualtat, varen impartir una “classe magistral” per a aleccionar a les chiquetes sobre cóm colocar-se correctament el vel islàmic, escriure el seu nom en àrap, aixina com la difusió d’atres costums, ritos, normes islamistes o demés hàbits integristes propis d’esta religió certament discriminatoris en les dònes.

De la mateixa manera, varen ensenyar als chiquets a posar-se el turbant sobre els seus caps i, de la mateixa manera que a les chiquetes, a escriure el seu nom en àrap.

Este diari ha arreplegat una important numero de queixes paternes que no consideren “adequat” que ensenyen als seus fills cóm posar-se el “mocaor” o costums i comportaments que incidixen en la desigualtat entre sexes. Igualment llamenten que des del Consistori es done peu a una cultura que en molts casos somet a les dones pel simple fet de ser-ho. Atres pares han anat mes llunt i han denunciat a MÄSportal que el seu Ajuntament (govarnat per Joan Miquel Garcés) promoga “conductes masclistes i discriminatories d’una religió que -en molts casos- establix la llei de la “sharia”, que permet que vexe i assessine a dones”. 

Unes queixes més que raonables. Sorprén el fet que des d’una concejalia, que es fa cridar d’Igualtat, es potencien hàbits que res té que vore en la “igualtat”. Llunt d’inculcar valors democràtics, des de la mencionada concejalia s’han difòs actituts que res tenen que vore en el respecte a la democràcia i als drets humans.

NOTÍCIA DE: MASportal.net
AUTOR: Roberto Pérez
DATA: 19/07/2017
TRADUÏT A: VALENCIÀ NORMES D’EL PUIG, Associació Cultural COMUNICA VALÉNCIA.
ENLLAÇ: http://bit.ly/2h43Ma3

El Ayuntamiento de Xaló utiliza su escuela de verano para enseñar a menores a colocarse el velo islámico en una clase presidida por la concejala de Igualdad.

“EduXaló” disfraza de “multiculturalidad” una actividad dirigida a menores en la que, a través de una colaboradora musulmana, instruía a las niñas en la correcta colocación de esta prenda discriminatoria para la mujer sin el conocimiento de sus padres.

La escuela de verano “EduXaló”, está dirigida a los menores de la localidad para que, durante las vacaciones escolares, los niños puedan practicar diversas actividades lúdicas y ocupar así el tiempo libre tras el fin del curso. Sin embargo, una polémica y escandalosa actuación por parte del Ayuntamiento de Xaló -en esta ocasión organizada por la concejala de Igualdad- ha suscitado una gran controversia entre los padres y vecinos del pueblo.

 MÁSportal ha recogido el testimonio de algunos de los enojados padres, que han mostrado su malestar por no tener conocimiento de la actividad en la que posteriormente fueron involucradas sus hijas. 

Así, el día anterior a la “instrucción”, los alumnos de esta escuela estival informaron a sus padres de que al día siguiente tendrían que llevar “un pañuelo grande” para utilizarlo como parte del ejercicio de lo que supuestamente iba a ser una clase sobre “la mujer en el siglo XX”. Nada más lejos de la realidad; las verdaderas intenciones de esta singular clase, diseñada por los responsables de este campamento (con el inestimable asesoramiento y organización de la concejala de igualdad Jana González), distaban mucho de lo expuesto a los padres de las menores.

Y es que los monitores del centro, reforzados por una instructora musulmana y por la concejala de Igualdad, impartieron una “clase magistral” para aleccionar a las niñas sobre cómo colocarse correctamente el velo islámico, escribir su nombre en árabe, así como la difusión de otras costumbres, ritos, normas islamistas o demás hábitos integristas propios de esta religión ciertamente discriminatorios con las mujeres. 

Del mismo modo, enseñaron a los niños a ponerse el turbante sobre sus cabezas y, al igual que a las niñas, a escribir su nombre en árabe.

Este periódico ha recogido un importante número de quejas paternas que no consideran “adecuado” que muestren a sus hijos cómo colocarse un pañuelo o costumbres y comportamientos que a todas luces incentivan la desigualdad entre sexos. Igualmente, lamentan que desde el consistorio se fomente una cultura que “en muchos casos somete a las mujeres por el mero hecho de serlo”. Otros padres han ido más lejos y han denunciado a MÁSportal que su Ayuntamiento (gobernado por Joan Miquel Garcés) promueva “conductas machistas y discriminatorias de una religión que muchas veces, como establece la ley sharia, permite que se veje y asesine a mujeres”. 

Unas quejas más que razonables. Sorprende el hecho que desde una concejalía, que se hace llamar de Igualdad, se potencien hábitos que nada tiene que ver con la “igualdad”. Lejos de inculcar valores democráticos, desde la mencionada concejalía se han difundido actitudes que nada tienen que ver con el respeto a la democracia y a los derechos humanos. 

NOTÍCIA DE: MASportal.net
AUTOR: Roberto Pérez
Fecha: 19/07/2017
ENLLAÇ: http://bit.ly/2h43Ma3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
YouTube